Skip to content

Optimización de discos SSD con Windows 8

27/11/2012

  En una nota previa les había comentado mi experiencia en la instalación de un disco SSD con un sistema que previamente contenía discos estándar. Luego en otra nota detallé las opciones de arranque dual que había logrado con mi implementación. En esta nota voy a presentarles una serie de consejos simples que he aplicado al momento de optimizar el funcionamiento de mi disco SSD en mi sistema Windows.

Un poco de información

Para poder entender mejor el objetivo de las configuraciones que les recomiendo, debemos primero considerar un hecho. Los discos SSD son extremadamente veloces y eficientes, pero por el momento tienen un aspecto débil. Se trata del tiempo de vida de los discos. Más allá de que esto puede no ser importante para muchos usuarios poco experimentados, a otros nos puede parecer importante preservar el funcionamiento óptimo de los discos SSD el mayor tiempo posible.

La vida útil de un disco SSD está directamente relacionada con la cantidad de operaciones de escritura que realizan las celdas de memoria que lo componen y esta cantidad de escrituras es limitada. Depende fundamentalmente del fabricante del disco y de la calidad y tecnología de las celdas de memoria utilizadas. Es por esto que trataremos de reducir operaciones o servicios que consuman innecesariamente escrituras sobre el disco, sin brindarnos una ganancia clara de performance.

Modificar la ubicación de los archivos de indización

Para evitar la escritura continua que realiza el sistema operativo sobre los archivos de índice, es conveniente modificar su ubicación y reubicarlos en una carpeta de un disco estándar. Podemos ver los pasos en las siguientes pantallas:

Modificar la ubicación de los archivos de paginación

Los archivos de paginación producen abundantes escrituras al disco. En sistemas modernos con suficiente cantidad de memoria RAM, el uso de estos archivos temporales está bastante reducido y en algunos entornos se recomienda directamente eliminarlos. Sin llegar a este extremo, mi recomendación es reubicar los archivos de paginación del sistema operativo a una unidad en un disco estándar.

Modificar la ubicación de las carpetas temporales

Las carpetas temporales de Windows (del sistema y del usuario) son los repositorios de datos temporales de aplicaciones, procesos y usuarios. Deben estar ubicadas en unidades de discos estándar para evitar su escritura continua con datos de poca relevancia y corta validez.

No defragmentar el disco

Los discos SSD tienen un acceso igualmente rápido a cualquier porción del disco. No es necesario que los datos estén contiguos para que se puedan acceder en forma óptima. Por lo tanto, el proceso de defragmentación, que reacomoda los archivos para que se distribuyan en sectores contiguos es una pérdida de tiempo y un desgaste inútil del disco, por estar esta operación basada en la reescritura de los sectores reubicados.

Evitar la ejecución frecuente de utilidades de medición de rendimiento del disco

Las utilidades que miden la velocidad en las operaciones de los discos realizan escrituras masivas para evaluar el rendimiento de este tipo de acceso. Como venimos mencionando, estas escrituras acortan la vida útil del disco. Es por esto que los programas del tipo benchmark deben ser usados con precaución y no en forma excesiva.

Verificar el uso del comando TRIM

El comando TRIM ayuda al sistema operativo en la optimización de los procesos de recolección de basura (garbage collection) y es fundamental que funcione correctamente para obtener el mayor rendimiento de los discos SSD. Para verificar que este comando está operativo en nuestro equipo debemos ejecutar como administradores (run as administrator) el siguiente comando:

fsutil behavior query DisableDeleteNotify

Si el resultado es 0, entonces Windows está enviando a nuestro disco el comando TRIM y la configuración es apropiada.

Actualizar los drivers y software de la interfaz controladora de discos

Para aprovechar al máximo las prestaciones del disco SSD es muy importante tener actualizado el software para la interfaz controladora de discos. En muchos casos, las versiones viejas de estos componentes ni siquiera consideran la existencia de discos de este tipo, mientras que las últimas versiones los reconocen y optimizan su funcionamiento. Entre las opciones que pueden mejorarse actualizando el software está el soporte para el comando TRIM que mencioné anteriormente. En mi caso, por tener un motherboard Intel he instalado la última versión del Intel® Rapid Storage Technology (Intel® RST)

Conclusiones

Estos son solo algunos consejos de los muchos más que pueden encontrar si investigan aún más sobre este tema. Espero que les puedan servir como un punto de partida para optimizar sus sistemas en el uso de nuestros nuevos discos. Estos mismos consejos pueden ser aplicados también en forma explícita en otros sistemas operativos, particularmente en Windows Server 2012. Les pido a todos nuestros amigos que nos dejen sus experiencias y aportes sobre esta cuestión, para así enriquecernos entre todos y ayudar a nuestra comunidad.

Finalmente les recomiendo participar en la encuesta sobre rendimiento de discos SSD en Windows 8 y dejar allí sus comentarios y opiniones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: